martes, 10 de abril de 2012

Los impuestos y los evasores

El payador critica la cultura tributaria mendocina y llama a pedir y dar factura, a cobrarles a los grandes contribuyentes y a pagar, este mes, el impuesto automotor.


A Adrián Cerroni, Víctor Dágfal y Walter Coronel.



Si el Martín Fierro evadió

a la Ley en su momento
no jue porque juera gil,
delincuente o pendenciero…

Sucede que toos los seres
tenemo istinto e fuga
y cuando alguien nos quiere
aplastar como a una hormiga
escapamos sin pensar
lo que se viene detrás,
sea güeno o se malo
lo que te importa es zafar.

Yo creo que un poco desto
sucede con lo evasore
de impuestos, que son sotretas
que no quieren obligarse
a vivir en sociedá.

Ya estoy cansao, la verdá,
de ir a un negocio y a otro
y no me den la fatura
o me estiendan un papel
a modo de recibito
o a veces hasta un “remito”
que ningún valor posee
a la hora e tributar
los bendito ingresos brutos.

Lo más pior es que esos mesmos
comerciantes o empresaurios
que no cumplen con la ley
piden salú, piden cien
polecías por esquina,
lloran por seguridá,
educación y agua limpia
y no son culo de dar
una factura en su vida.

Acá está la hipocresía
o directa falsedá
del mendocino berreta
que le gusta ser careta
pero no quiere pagar
y acecta un precio menor
si la compra sale en negro
es decir sin la boleta.

Ansí que a mí me parece
que los problemas de todos
no se van a revertir
si seguimos evadiendo
como el mesmo Martín Fierro
lo que hemos acordao
con leyes y mandamientos.

Pagá el precio estipulao,
pedí boleta, pasmao,
o estendela, ineficiente,
y si no tenés verijas
pa pedir una fatura,
dejá de llorar miseria
y de esigirle al Estao
que tenga todos los días
el chocolate caliente
en la escuelita e tu chango.

Y si no andá y escapate
a una isla bien disierta,
donde no lleguen la AFIP
ni los sagüesos de Rentas.

Una tarde jui a comprar
un facón pa mi sobrino
el Marito, pa que corte
como se debe el salame,
que pan con pan se comparte.

El tipo de la armería
me quiso dar un papel
pintao en vez de fatura…
Ahijuna, me calenté
refiero con el muñeco
y desenfundé el cuchillo
y largué a los cuatro vientos:
“si usté no me da boleta
y se sigue haciendo el turro
le asiguro que ahora mesmo
de un tajo lo despanzurro”.

El hombre, atemorizao,
blanco papel en su jeta,
jue ahí nomás al aparato
y sacó el tique fiscal
y asunto allí terminao.

Si no nos ponemos firmes
y disculpen la insistencia,
naides nos dará factura
muy de güenas a primeras.

Toda esta larga copleada
no quiere decir ahora
que hay que perseguir a Fierro
juera e la literatura
sino más bien lo contrario:
busquen de verdá -les pido
a los que dirigen Rentas-
a los grandes evasores
si es que tienen aún valor
y dejen tranquilo al pobre
que trata de rebuscarla
con un kioso o parripollo
o empanaditas caseras
pa resistir la inflación
mientras el grande en las sombras
sigue haciendo sus negocios
y evade como culebra.

Estos grandotes yo creo
son la verdadera lacra
de la sociedá menduca:
tienen la vaquita atada
y encima no ponen plata
y se quejan todo el día
de que el Estao es pirata.

Ahura yo ya me despido
porque voy al rapipago
a pagarle la patente
a mi renoleta roja,
que aunque renga y algo vieja
sigue teniendo motor
y me deja siempre en punto
pa pagar el disgraciao
impuesto al automotor.



10 de abril de 2012





1 comentario:

  1. MARTIN GRANDE locutor millonario de Salta EVASOR
    El locutor venido a empresario. propietario de la emisora FM 89.9 Profesional, Martín Grande, según sus propios colaboradores, se le desdibujó la sarcástica sonrisa y suspendió sus actividades en la lujosa emisora del coqueto barrio Grand Bourg, cuando la AFIP (Administración Federal de Impuestos) llegó de inspección a la próspera planta radial.

    Acostumbrado a sus delirios de CIUDADANO EJEMPLAR, su honradez incomparable y cualidad moral autoreferencial, Martín Grande, el látigo admonitor de los políticos, al parecer, sufre una de sus crisis más inesperada en lo social e impositivo. No es la primera vez que Grande es visitado por la AFIP y, como resultado de sus airosos despegues, solía jactarse de su "intachable conducta previsional de impoluto contribuyente". Esta vez no pudo zafar y la AFIP arrasó con todo.

    La Administración... Federal de Impuestos ordenó el inmediato secuestro de vehículos destinados a los movileros de la emisora FM Profesional y la camioneta 4x4 del locutor en un acta de infracción que, como punto de partida, es el prólogo del control profundo y la minuciosa investigación que harán los inspectores sobre la fortuna acumulada e injustificada de Martín Grande en Salta y en otros puntos del país.

    Lo cierto es que el Imperio Comunicacional de Martín Grande sufre su colapso inicial de caos financiero lo que reaviva el interrogante: ¿Es este golpe impositivo parte de la maldición del esotérico Guillermo Capellán? Mientras los comentarios sobre la GRANDIOSA evasión se instalan en la ciudad, el soberbio Martín no sabe cómo hacer para desmostrar su cuantioso e inexplicable patrimonio.

    ResponderEliminar